Snyder, en colaboración con otros investigadores de la universidad, ha realizado un estudio en 60 personas para comprobar si los relojes inteligentes u otro tipo de biosensores personales podían detectar ciertas enfermedades como la diabetes o la enfermedad de Lyme, tal y como se publica en EurekaAlert.

El equipo de Snyder aprovechó la facilidad de uso de estos dispositivos para recoger un gran número de mediciones de los participantes del estudio durante 2 años. Durante este tiempo, se detectaron desviaciones con respecto a una línea base normal sobre mediciones tales como la frecuencia cardiaca o la temperatura de la piel.

Muchas de estas desviaciones, explicó el autor, coincidían con los momentos en que los usuarios caían enfermos, ya que tanto la temperatura como la frecuencia cardiaca aumentan durante la enfermedad. Su equipo ha creado un software que almacena los datos de un reloj inteligente llamado Change of heart, capaz de detectar el momento en que una persona enferma.

Estos dispositivos percibían resfriados comunes, y en una ocasión se dieron cuenta de la existencia de la enfermedad de Lyme, en el caso concreto de Snyder. Durante unas vacaciones, el investigador probó el reloj inteligente y comenzó a notar que su frecuencia cardiaca era elevada y su nivel de oxigeno disminuía. Días después fue al médico y este confirmó la enfermedad, de la que su reloj ya se había dado cuenta.

Esta investigación abre una puerta al uso de dispositivos inteligentes como una vía para controlar la salud y para detectar los primeros síntomas de la enfermedad antes, incluso, de que la propia persona lo sepa. También podría ser útil para que aquellos pacientes con diabetes tipo 2 detecten variaciones en los patrones de la frecuencia cardiaca.

Todavía queda por perfilar cómo podría integrarse esto en la práctica clínica y si el paciente querría compartir el acceso a estos datos de carácter fisiológico. Snyder se mostró muy optimista con el uso de los biosensores a largo plazo para mantener una vida más sana y ayudar a detectar enfermedades.