Este curso de 4 días está basado en la fisiología espacial. Con él, los estudiantes de la rama científica descubrirán cómo el vuelo espacial supone un reto fisiológico importante para el cuerpo humano. Los cuerpos de los astronautas deben adaptarse a la microgravedad una vez hayan salido de la órbita terrestre; estos cambios deben comprenderse para crear una estrategia eficaz que los ayude en misiones de larga duración.

Durante el curso, los estudiantes aprenderán de expertos los métodos existentes para analizar los efectos fisiológicos en los vuelos espaciales en distintas situaciones, ya sean en reposo, cabeza abajo o bajo condiciones climáticas extremas, como las de la Antártida. Además, se discutirán diversos enfoques para reducir los efectos de la ingravidez en el cuerpo humano.

El curso, presencial, pero que también dispondrá de videoconferecias, terminará con la presentación de un proyecto por equipos de 4 o 5 estudiantes. Estos trabajos tratarán sobre los principales problemas y desafíos a los que se enfrentan las tripulaciones en los vuelos espaciales. Algunos de ellos son si la salud de la mujer debería tener una consideración distinta a la de los hombres, o si nacer en microgravedad puede afectar al desarrollo biológico.

Los estudiantes conocerán lo que supone vivir en el espacio, los retos que ha supuesto vivir en la ESA, las condiciones que deben mantener para protegerse y mantenerse con vida, cómo se perciben los sentidos en ingravidez, cómo responde el organismo fisiológicamente a la ausencia de gravedad o cuáles son los desafíos más importantes a los que se enfrentan las tripulaciones en el espacio.