El sistema inmunológico puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades si su actividad disminuye. Los estudios han demostrado que este sistema se modifica en condiciones de microgravedad, por lo cual pueden aparecer alergias inusuales, erupciones cutáneas o que se reactiven virus que en la Tierra estaban latentes.

https://youtu.be/z43cNmfKUsc

Los científicos están trabajando para poder definir, desarrollar o resolver los problemas inmunológicos antes de embarcarse en misiones espaciales en las que el sistema inmunológico se somete a microgravedad durante periodos más largos de tiempo. Se ha estudiado, explican desde la NASA, que los virus latentes tienen posibilidades de reactivarse en el Espacio, aunque no causen enfermedad.

Brian Crucian, inmunólogo e investigador del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston quiso recordar que el ser humano había evolucionado para ser capaz de existir rodeado de microbios y ser capaz de combatirlos. Durante los vuelos espaciales, concretó, el sistema inmunológico está poco comprometido y pueden observarse alteraciones, aunque lleven a la progresión de la enfermedad.  

Según Crucian, el principal objetivo de la investigación es completar las características del sistema inmune para contrarrestar los posibles riesgos clínicos de cara las futuras misiones a Marte. “En la Tierra, por lo general, no se va al médico hasta que se enferma,” dijo Crucian; en el Espacio, intentar predecir la susceptibilidad de la enfermedad mediante los cambios inmunológicos, sería un paso adelante.

Los resultados de la investigación no solo beneficiarán a las tripulaciones espaciales; detectar una enfermedad y tratarla desde antes de su inicio también será de gran utilidad en la Tierra. El estudio, que analiza aspectos no investigados antes, cuenta con el apoyo de científicos de la Universidad de Houston, la Stony Brook School of Medicine y el NASA Space Radiation Laboratory.