Un equipo de especialistas en Medicina Regenerativa del Instituto Wake Forest ha utilizado células madre humanas para realización de sus experimentos en ratones. Después de trasplantar las células en roedores, se dieron cuenta de que existía un incremento evidente de riesgo de leucemia.

Christopher Porada, investigador principal del proyecto comunicó que los resultados eran alarmantes porque mostraban claramente que la exposición a la radiación podría aumentar el riesgo de leucemia. Como parte de la investigación se está trabajando en la elaboración de un suplemento dietético que protegerá a los cosmonautas de los efectos perjudiciales.

"Es gratificante usar nuestra experiencia en las células madre para ayudar a la NASA a evaluar los posibles riesgos para la salud de los viajes espaciales. Es de esperar el desarrollo de estrategias para hacer frente a ellos", declaró Porada.

La NASA cree que uno de los aspectos más peligrosos de viajar a Marte es la exposición a la radiación, ya que la distancia media a este planeta de 140 millones de millas, lo que en tiempo equivale a 3 años.

La idea principal del estudio, que se publicó en la revista Leukemia, era evaluar los riesgos de las partículas energéticas solares simuladas (SEP) o de los rayos cósmicos en las células madre hematopoyéticas (HSC). Estas células comprenden menos del 0,1% de la médula ósea de los adultos, y producen distintos tipos de células sanguíneas que transportan oxígeno o combaten infecciones.

Los investigadores del Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa realizaron distintos estudios de laboratorio en animales para definir el impacto de la exposición a la radiación, y detectaron que la exposición era “altamente perjudicial”, y reducía la capacidad de producir casi todos los tipos de células de la sangre.

Porada aseguró que esto podría traducirse en un sistema inmunológico debilitado y anemia durante misiones prolongadas en el Espacio profundo. También dijo recordó que trabajos anteriores demostraban que la ingravidez podía provocar alteraciones en la función inmune del astronauta, incluso después de misiones de corta duración.