Para perfilar los detalles del curso, se reunieron Sotelo Cruz, César Nogueira Varela, presidente del Colegio Mexicano de Medicina Aeroespacial, y el especialista en esta especialidad Juan B. Lagarda, miembro de la Aerospace Medical Association. En esta cita acordaron la necesidad de dar a conocer esta rama de la Medicina que no solo “trata de cohetes o el espacio exterior”.

La falta de conocimiento de la Medicina Espacial en todos los involucrados en la actividad aeroespacial es considerable, según declaraciones de Sotelo Cruz a la universidad. Por su parte, Nogeira declaró que lo que se quiere es actualizar a todo aquel relacionado con la industria aeroespacial e intentar evitar accidentes aéreos, que son temas de seguridad nacional.

Tal y como explicó, los agentes involucrados en esta industria son los pilotos, los controladores aéreos, los sobrecargos, los pilotos privados, el personal de tierra, los mecánicos, los electricistas… y todos aquellos que son supervisados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en México.

Nogeira puntualizó que el objetivo del Colegio de Médicos con la Universidad de Sonora es “la capacitación al personal de la actividad aeronáutica” y el hecho de promover esta especialidad médica. También quiso recordar que la propuesta de este curso no es algo nuevo, aunque sí es la primera vez que un centro de estudios superiores se interesa.

El curso, creado para preparar recursos humanos adecuados en la Medicina Espacial, contará con la participación de expertos de Estados Unidos y México, y cumplirá con los requisitos académicos de la universidad.