En el Dictamen 14/2016 se recogen las propuestas que incorporan los siguientes requisitos, recogidos en la normativa aérea, relacionados con las aptitudes mentales de los pilotos. Estas responden a las recomendaciones de seguridad pertinentes realizadas por EASA y por la Oficina francesa de investigación y análisis (BEA) tras el accidente de Germanwings

Las normas propuestas han sido objeto de consultas de todas las partes interesadas, y han seguido las recomendaciones que EASA hizo el pasado mes agosto sobre los requisitos de actualización de los exámenes médicos, especialmente las relacionadas con las aptitudes mentales de los pilotos. Los puntos a seguir son:

1. Asegurar que todos los pilotos tengan acceso a un programa de apoyo.

2. Obligar a las compañías aéreas a realizar una evaluación psicológica de los pilotos antes de un contrato laboral.

3. El control sistemático de drogas y alcohol tras un incidente grave, con causa justa o sin previo aviso cuando el profesional vuelva al desempeño de su trabajo tras una rehabilitación.

4. Se incluirá a aquellas compañías aéreas que no están sometidas a programas nacionales de detección de sustancias psicoactivas al azar, ya sea en vuelo o cabina, en el marco del programa de inspección de la UE.

La propuesta de EASA servirá de base para una propuesta legislativa de la Comisión Europea durante el año 2017. Para apoyar la aplicación de las nuevas normas, la agencia ha preparado un documento anexo a las conclusiones, titulado Acceptable Means of Compliance and Guidance Material.