De esta manera, el estudio demuestra que existe una diferencia en la estructura musculo-esquelética entre hombres y mujeres que se manifiesta en las diferentes flexibilidades y capacidades rotativas. Los expertos señalan que esto es el comienzo para futuras investigaciones centradas en resolver los dolores de cuello y parte baja de la espalda que sufren estos profesionales.

Los científicos han seguido un método basado en la realización de varias pruebas con un dinamómetro isocinético portátil e inclinómetros. Las 8 mujeres participantes en el estudio tenían una edad media de 27 años, una altura de 1,77 centímetros y un peso de 67 kilos. Los resultados fueron comparados con los de pilotos varones con la misma edad, altura y con 10 kilos más.

Según explican los expertos, el estudio viene motivado por la gran cantidad de dolencias de espalda y cuello que sufren los pilotos de helicóptero, y por la existencia de estudios que indicaban que estas dolencias son más acentuadas en las mujeres. Según apuntan los investigadores, las pilotos tienen más posibilidades de padecer alguna lesión lumbar o cervical.

Desde el punto de vista médico, los expertos encuentran interesante la diferencia de la estructura musculo-esquelética entre géneros. En la investigación han participado las Universidades de Pittsburgh, Kentucky, Duke y los institutos militares de Aeromedicina US Army Aeromedical Activity y US Army Institute of Surgical Research.