La estación espacial está sometida a protocolos de limpieza de microorganismos con más intensidad que muchos entornos en la Tierra, según indican los expertos. Las actividades de limpieza de rutina se incluyen en los programas de tareas de los astronautas. La carga enviada a la estación desde la Tierra, al igual que los vehículos que la transportan, se someten a un riguroso proceso de limpieza y control de microorganismos antes del lanzamiento. Los miembros de la tripulación asignados a la estación espacial pasan 10 días en cuarentena previo al vuelo.

Los científicos monitorean de forma regular el interior de las naves espaciales, un proceso que comenzó con las misiones de Apolo. "Una vez cada 3 meses, tomamos muestras de 2 lugares en cada módulo del segmento estadounidense de la estación", dice Mark Ott, un microbiólogo del Centro Espacial Johnson. Roscosmos, la agencia espacial rusa, controla las áreas de la estación que le pertenecen.

La NASA explica que las muestras recogidas de las superficies y del aire se cultivan en placas que contienen un medio de crecimiento, uno específico para bacterias y otro para hongos. Esas placas regresan al suelo y los científicos identifican cada organismo que crece en ellas.

El agua potable en la estación también está sujeta a una limpieza de microorganismos de manera similar al agua que se consume en la tierra, para matar y evitar que las bacterias crezcan. El monitoreo regular también vigila el sistema de agua potable de la estación. Durante años, los científicos llevaron a cabo la monitorización una vez al mes, pero las muestras eran tan limpias que la frecuencia cambió a una vez cada 3 meses.

El agua potable de los astronautas es, microbiológicamente hablando, más limpia que casi cualquier cosa que beben en la Tierra, dice Ott. Esta limpieza de microorganismos ambientales es impulsada por los requisitos médicos de la ISS y ha demostrado consistentemente que la estación espacial contiene los mismos tipos de microorganismos que comúnmente se encuentran en la mayoría de las oficinas y hogares de la Tierra.