En Bélgica, concretamente en Limburg, este nuevo asistente parece que puede ahorrar tiempo y dinero al evitar la necesidad de que un helicóptero se desplace al punto en el que se ha producido la emergencia. Los drones de rescate, bastante más económicos que los helicópteros, asumen así las tareas menos calificadas de los agentes de seguridad para que estos pueden dedicarse a tareas más eficientes.

Según informan desde Hispaviación, el dron Altura Zenith reduce al máximo los peligros a los que se someten las unidades rápidas de respuesta en situaciones críticas como escenas violentas o incendios. Además, permiten que las investigaciones sean más rápidas y mejorar el conocimiento de situaciones diversas.

Este dron lleva incorporada una cámara dual térmica que puede volar a condiciones climatológicas extremas (de -20º hasta 45º C) con unos vientos de hasta 16 metros por segundo. Este dron de rescate responde bien a vientos de hasta 16 metros por segundo, e incorpora la configuración de propulsión para asegurar consistencia en el vuelo y garantizar la seguridad de las operaciones.

El software del dron de rescate está diseñado para que todos los datos recopilados se extraigan solo por los operadores del sistema y se pueda mantener la más absoluta confidencialidad. El dron ha sido probado por una asociación alemana para asegurar que no le afectan los campos electromagnéticos ni las interferencias.