Viajar a Marte más de una vez sería muy perjudicial para la salud de los astronautas, según revelan los datos obtenidos por la sonda orbital Trace Gas Orbiter. El aparato forma parte de la misión espacial ExoMars. A través de la información recopilada, los científicos de la NASA han estimado que las tripulaciones podrán realizar un solo vuelo al planeta rojo sin poner su salud en grave peligro.

Los investigadores explican que el riesgo se debe principalmente al alto nivel de radiación relacionado con los rayos cósmicos, que representa uno de los mayores obstáculos para las expediciones tripuladas a Marte. Los datos muestran que durante el vuelo a Marte una persona puede recibir una cantidad de radiación superior a la máxima permitida.

Además, los estudios indican que un viaje de 500 días a Marte aumentaría el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer entre un 4 o 5%. Según la investigación, durante un vuelo de 6 meses, la tripulación recibirá un 60% de la dosis de radiación permitida para toda la carrera de un cosmonauta, y solo si el viaje se lleva a cabo durante la reducción de la actividad solar.

Los investigadores todavía no disponen de datos acerca del nivel de radiación existente en la misma superficie de Marte. Los científicos planean realizar las mediciones con el dosímetro Liulin-ML, que será instalado en la plataforma de aterrizaje para el rover europeo Pasteur en el marco de la misión ExoMars 2020.