Norishige Kanai se ha disculpado por afirmar que había crecido 9 centímetros durante las 3 semanas que pasó a bordo de la International Space Station (ISS) y corrigió la cifra a 2 centímetros. "Siento mucho haber creado esta noticia falsa", ha escrito el astronauta japonés en su perfil de Twitter, el mismo canal por el que anunció la víspera que había crecido 9 centímetros debido a la ingravidez y expresó su preocupación por las consecuencias de este hecho.

Norishige Kanai, de 41 años, ha explicado que su primer examen médico en la estación indicó que había crecido 9 centímetros. Sin embargo, el astronauta ha escrito en la red social que su comandante ruso en la estación espacial, Anton Shkaplerov, le dijo que esta cifra era demasiado elevada, por lo que decidió volver a medirse y comprobó que en realidad solo había crecido 2 centímetros. "No me duelen la cadera ni la espalda, por lo que creo que no he crecido 9 centímetros. Mi capitán lo sabía porque es veterano en esto", indica el astronauta.

Norishige Kanai también ha expresado su tranquilidad por saber que no tendrá problemas de espacio para regresar a la Tierra a bordo de la nave rusa Soyuz, la misma con la que llegó a la ISS el pasado 19 de diciembre. Kanai, ingeniero de a bordo en su primera misión espacial, llegó a la estación junto al ruso Antón Shkaplerov y el estadounidense Scott Tingle. Los 3 astronautas, que permanecerán en el espacio cerca de medio año, se sumaron al ruso Alexandr Misurkin y los estadounidenses Mark Vande Hei y Joseph Acaba.

Al creer que había crecido 9 centímetros, Norishige Kanai estaba preocupado por no caber en la Soyuz. En un primer momento, el cirujano ortopeda ruso Vladímir Joroshev dijo que el drástico cambio de la estatura era fácil de explicar: "El tejido cartilaginoso se modifica en condiciones de ingravidez. Nuestra columna espinal se compone no solo por vértebras, que son un tejido óseo, sino también por los discos intervertebrales, que son tejido cartilaginoso", explicó el cirujano.