La nueva flota de helicópteros sanitarios se compone de 2 modelos EC-145, que ya están operativos en las bases del transporte sanitario aéreo de la gerencia de urgencias, emergencias y transporte sanitario del Sescam en Cuenca y Ciudad Real, y otros 2 modelos EC-135 para las bases de Albacete y Toledo. Todos ellos están diseñados para la realización de vuelos nocturnos.
 
Tal y como ha explicado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, los nuevos helicópteros sanitarios son las versiones más modernas de los modelos que han prestado hasta ahora este servicio. “Esto permitirá aprovechar la experiencia acumulada por las tripulaciones en los últimos años y, a la vez, incorporar los últimos avances tecnológicos, tanto en el sector de la aviación como en los equipos de electromedicina para el tratamiento médico”, subrayó el consejero.

Fernández Sanz indicó que la finalidad de esta modernización es mejorar tanto la seguridad de la operación como la propia capacidad operativa, para permitir realizar la asistencia sanitaria de urgencias y emergencias con la máxima calidad y alcance para toda la región.

El consejero recordó que Castilla-La Mancha fue de las primeras comunidades autónomas en utilizar los medios aéreos como los helicópteros santiarios para la atención de emergencias. Desde el año 2001, el Servicio de Transporte Sanitario Aéreo del Sescam ha realizado cerca de 22.000 intervenciones, correspondiendo cerca del 94% de las activaciones a intervenciones en el mismo lugar donde se ha producido la urgencia sanitaria.