Los investigadores han partido de 3 factores que se cree que inciden en la pérdida ósea en astronautas: la microgravedad, la radiación ionizante y los ritmos ultradianos. Tal y como concluyen los autores de este estudio, la microgravedad es el principal motivo de la pérdida ósea en astronautas.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores llevaron a cabo un estudio con ratas que fueron distribuidas aleatoriamente en un grupo base, uno de control, uno de suspensión de extremidades posteriores, uno de radiación, uno de ritmos ultradianos y un último grupo que combinó todos estos factores.

Los investigadores analizaron parámetros como las propiedades biomecánicas, la densidad mineral ósea, la microestructura y los marcadores de recambio óseo en las ratas tras exponerlas, durante 4 semanas, a la suspensión de extremidades, la radiación, los ritmos ultradianos y una combinación de los 3 factores.

Los resultados mostraron que, al someter a las ratas a la microgravedad y la combinación de los 3 factores, se produjo una reducción de las propiedades biomecánicas de los huesos.  Asimismo, comprobaron que también disminuyó la densidad mineral ósea y apreciaron un deterioro de los parámetros trabeculares.