Tal y como reconocen los autores del estudio, la fatiga continúa siendo un factor de riesgo en la aviación comercial y genera preocupación entre los profesionales de este sector. En los últimos años, la Federal Aviation Administration (FAA) ha puesto en marcha medidas para reducir el impacto de la fatiga en los vuelos comerciales. Entre las iniciativas desarrolladas, la FAA ha limitado las horas de vuelo y ha aumentado el periodo de descanso de los pilotos.

Sin embargo, los investigadores han detectado que la toma de decisiones sobre determinados aspectos como la aptitud y la responsabilidad de los desplazamientos se dejan, en gran parte, en manos de los miembros de la tripulación. En aras a mejorar el manejo de la fatiga en vuelos comerciales, el estudio propone soluciones como el uso de sistemas de información para recopilar datos y el desarrollo de indicadores de rendimiento.

Es necesario establecer una cultura de seguridad

Por otro lado, consideran prioritario llevar a cabo una investigación sobre los hábitos de trayecto de las tripulaciones de vuelo, así como establecer una cultura de seguridad basada en el nivel de aptitud para el servicio. En opinión de los investigadores, el uso de un sistema de gestión del riesgo de fatiga supondría un importante beneficio a la hora de enfrentarse a este tipo de eventos en los vuelos comerciales.

Según destacan los autores de este estudio, la finalidad de este sistema es administrar, supervisar y mitigar los efectos de la fatiga en los vuelos comerciales y mejorar la vigilancia de los miembros de la tripulación. De esta forma, concluyen, se reducirían los errores de rendimiento y se lograría equilibrar la seguridad y la productividad.

El desarrollo de este sistema de gestión debe partir del diseño de una política de seguridad. Los investigadores consideran que la compañía ha de dejar clara la política y los procedimientos a seguir. El plan de gestión de la fatiga en vuelos comerciales, concluyen, debe contemplar políticas y procedimientos de manejo de la fatiga; tiempo de vuelo, período de servicio y plan de descanso; un programa de informes de fatiga y un sistema para monitorizar la fatiga de la tripulación de vuelo y evaluar el riesgo.