La realidad virtual es una aliada para cuidar de la salud del astronauta.

Anticiparse en el cuidado de la salud del astronauta es posible gracias a la realidad virtual. Según recoge Madri+d, la realidad virtual puede ser una gran aliada para alcanzar este objetivo. El astronauta Luca Parmitano trabaja con realidad virtual para conocer qué efectos tiene el Espacio sobre la salud del astronauta. Este astronauta de la ESA afirma que las simulaciones le ayudan a prepararse para la vida en la estación espacial.

Tal y como explica Madri+d, la realidad virtual es una tecnología inmersiva que simula la presencia y la interacción con entornos. Según Luca Parmitano las simulaciones ayudan a los astronautas a preparase para su vida en la estación espacial. Esto facilita el cuidado de la salud del astronauta quien conoce previamente como afectarán las condiciones del Espacio en su cuerpo.

El astronauta de la ESA trabaja en los preparativos de la misión Beyond. La realidad virtual le permite navegar por un entorno para conocer la ruta cuando realice un paseo espacial. Esta experiencia simulada le ayuda a tomar decisiones y actuar más rápido, señala Madri+d. Este entrenamiento forma parte del Laboratorio de Realidad Virtual del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.

El objetivo es lograr el máximo rendimiento

Parmitano pasará 6 meses en la estación espacial internacional (ISS por sus siglas en inglés). En este viaje le acompañarán el astronauta de la NASA Andrew Morgan y el cosmonauta Alexander Skvortsov. La tecnología permite adelantarse en el cuidado de la salud del astronauta al simular situaciones reales. Luca comandará la ISS en la segunda mitad de su misión.

Tal y como ha reconocido, se ve a sí mismo como una especie de facilitador. “Mi objetivo será conseguir que todos estemos en condiciones de rendir al máximo de nuestras capacidades”.

Durante esta fase de entrenamiento, además de centrarse en la salud del astronauta, se adaptan a procedimientos de seguridad. Asimismo, se familiarizan con los experimentos que llevarán a cabo en la ISS y con las operaciones robóticas que desempeñarán. Estos entrenamientos se realizan también en la Ciudad de las Estrellas (Moscú) y en el Centro Europeo de Astronautas de Colonia.