La Comisión Europea, distintos organismos privados de 7 países europeos, la NASA y la Estación Espacial Europea, están llevando a cabo este proyecto para recrear distintos escenarios de un viaje a Marte. En él participan biomédicos, tecnólogos y científicos de distintos campos interesados en profundizar en si sería posible la vida en otro planeta.

El objetivo de esta campaña consiste en simular un entorno planetario en Río Tinto (Huelva) al que Sanidad Militar envió personal sanitario y una UVI móvil en señal de apoyo logístico sanitario y científico el pasado mes de abril. El proyecto presentará los datos obtenidos de todos los trabajos realizados desde un punto de vista médico, psicológico, astrofísico y tecnológico.

Los datos obtenidos implican un gran avance en el futuro de la exploración espacial. Las novedades científicas en astrobiología y astrofísica han pasado a ser fundamentales en la búsqueda de vida en otros planetas. Los retos biomédicos, así como psicológicos y tecnológicos, relacionados con los viajes a Marte son importantes y pueden evolucionar con la tecnología disponible.

La correcta gestión política, la colaboración internacional y la inversión de recursos económicos dirigidos a la investigación y al desarrollo de la tecnología espacial podrían acelerar un viaje tripulado a Marte en el plazo de 20 años. Los temas que más interés suscitaron desde un principio fueron la adaptación del Gandolfi II, el traje espacial, y la interacción entre el astronauta y el robot Yemo II, de tercera generación, que responde a los gestos del astronauta.