Ambulancia del 061

La agresión a un médico del 061 ocurrida la semana pasada en Sevilla ha recibido la condena de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) de Andalucía. La entidad ha mostrado su “más enérgica repulsa” ante este tipo de actos. Asimismo, la entidad ha ofrecido apoyo psicológico y asesoramiento legal al profesional para que pueda emprender acciones legales.

Según recuerda la empresa pública, la agresión física o la intimidación grave contra un profesional sanitario en el ejercicio de su función se considera un delito de atentado, tal y como recogen diversas sentencias. En ellas, se castiga a los acusados a penas de entre uno y 3 años de presión. Tras la agresión a un médico del 061 en Sevilla, EPES ha puesto su gabinete jurídico a disposición del facultativo.

Plan de Agresiones

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía está trabajando en la elaboración de un nuevo Plan de Agresiones. Para elaborar el plan, se ha constituido una mesa de trabajo para la prevención de agresiones a sanitarios. Forman parte de ellas representantes de la consejería, el Servicio Andaluz de Salud (SAS), colegios profesionales, sindicatos, asociaciones de pacientes, interlocutores policiales sanitarios y la asociación de Letrados de la Administración Sanitaria de Andalucía.

Entre otras medidas, incluirá la habilitación de canales ágiles que faciliten la atención y apoyo a la víctima tras la agresión a un médico u otro profesional sanitario. Se facilitará atención psicológica durante el tiempo necesario y se acompañará al profesional durante la asistencia sanitaria. Asimismo, se simplificará la tramitación burocrática y, como novedad, se pondrán en marcha medidas para concienciar a la sociedad sobre el funcionamiento del sistema sanitario. Precisamente, ese desconocimiento motiva en muchas ocasiones la agresión a un médico.

Por otro lado, se dará relevancia a la formación de los profesionales para controlar situaciones conflictivas y para saber qué hacer tras una agresión. El nuevo plan contempla también la elaboración de un protocolo de actuación que se activa ante la notificación de una agresión en un centro sanitario. Incluye la asesoría jurídica al personal agredido por parte de los servicios jurídicos.