La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061 de la Junta de Andalucía será la encargada de impartir esta formación. Esta es la séptima edición y las anteriores han contado con la participación de 7.000 militares. Este curso permite a estos profesionales disponer de los conocimientos necesarios para aplicar técnicas básicas de RCP y mejorar así la atención inicial de los afectados por una parada cardiorrespiratoria.

La actividad formativa se ha desarrollado durante 5 horas en las que un total de 64 monitores han entrenado por grupos a un millar de profesionales del ejército en el pabellón de deportes de la base militar. Según afirma la Junta de Andalucía, este tipo de formación se dirige, principalmente, a profesionales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y miembros de Protección Civil.

Las técnicas básicas de RCP, aplicadas en los primeros 3 o 4 minutos, aumentan las posibilidades de supervivencia, aseguran desde la Junta. Desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias, ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria, se anima a realizar estas maniobras básicas mientras que llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso, dado que está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes.