El estudio se ha llevado a cabo a partir del análisis de unas 150 muestras de pacientes intoxicados por drogas. Tal y como han explicado el presidente de SEMES de Baleares, Jordi Puiguriguer; y la coordinadora del Servicio de Urgencias del Hospital Can Misses, María Ángeles Leciñena; en el 91% de los casos se detectó éxtasis y “hay una tendencia clara hacia el policonsumo”.

La investigación, que se ha centrado en analizar el consumo de droga en Ibiza, ha detectado que, a diferencia de los casos que pueden registrarse en Mallorca, un 20% de los pacientes consumieron ketamina, mientras en Mallorca este porcentaje no llega ni al 1%. El presidente de SEMES de Baleares ha explicado que este policonsumo puede darse porque un paciente consuma 2 tóxicos diferentes de forma voluntaria, pero también puede ocurrir que un mismo comprimido incluya más de una sustancia.

De las 150 muestras analizadas, se detectó un caso en el que un mismo paciente registraba hasta 5 drogas diferentes y otros 4 o 5 casos en los que hallaron restos de 4 tóxicos en la misma persona. En lo referente al perfil del consumidor, el estudio señala que el 60% son hombres y la edad media del paciente es de 32 años. En Ibiza, el 30% consume anfetaminas, cocaína y cannabis, concluye SEMES.