Según ha informado la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, esta obra se enmarca en un plan de adecuación de espacios y desarrollo funcional del servicio que el centro puso en marcha en 2015. En la primera fase se remozaron 3 consultas y se creó una más; en la segunda, se habilitó un aseo asistido para pacientes, se acometió la ampliación de una sala de observación y se pusieron en marcha 2 consultas de enfermería.

La tercera fase comenzó hace 2 semanas con el objetivo de habilitar 2 espacios de consultas en las que atender a aquellos pacientes que requieran, por su estado, una atención rápida y fuera del circuito de mayor complejidad de las urgencias. Asimismo, junto a esta actuación, se facilitará un acceso de visitantes. 

La obra tiene un coste de 45.000 euros, que se suman a los 98.000 ya invertidos en las 2 primeras fases. Se realiza sobre parte de la sala de espera de familiares, que se reordenará para un mejor aprovechamiento. Se estima que la ejecución dure 8 semanas, durante las cuales el centro arbitrará las medidas que garanticen la comodidad de los pacientes y acompañantes.

La dificultad que supone realizar obras y remodelación de espacios manteniendo la actividad, además en un servicio como el de urgencias de un hospital, es lo que ha llevado a realizar la reforma por fases, para evitar los periodos de mayor frecuentación y atender las necesidades del servicio.

Quedan todavía 2 fases más, en las que se modificará la puerta de acceso a las urgencias, se creará una sala de espera intermedia, se ampliará la consulta de triaje y se acometerá una remodelación para garantizar una mayor confortabilidad en las consultas y la sala de curas de Traumatología. Está previsto que se ejecuten este mismo año. Estas actuaciones en el Puerta del Mar están enmarcadas en el nuevo Plan de Mejora de los Servicios de Urgencias de Hospitales del Sistema Sanitario Público de Andalucía.