Para analizar la posible relación entre la decisión del médico de urgencias y el sesgo racial los autores del estudio realizaron una revisión sistemática de las bases de datos PubMed, Cinahl, Scopus y PsycINFO. Los estudios escogidos fueron publicados entre 1998 y 2016. De los 1.154 artículos únicos identificados en la búsqueda inicial, 9 estudios cumplieron los criterios de inclusión.

Los resultados mostraron una preferencia implícita por los pacientes blancos. Tal y como señalan los autores de la revisión, estudios anteriores habían hallado una asociación entre la raza y las decisiones de tratamiento diferencial en los entornos clínicos. En el caso concreto del servicio de urgencias, los pacientes negros eran menos propensos a recibir electrocardiografías y radiografías de tórax.

Sin embargo, el estudio publicado en la Academic Emergency Medicine revela que el sesgo implícito médico es común, aunque en niveles similares a los de la población general. Por lo tanto, los autores concluyen que la decisión del médico de urgencias no está condicionada por el sesgo racial. No obstante, reconocen que estos resultados se basan en un número limitado de estudios disponibles, por lo que recomiendan aumentar los esfuerzos para examinar más a fondo el impacto del sesgo implícito sobre las disparidades raciales en la atención sanitaria.