Según explica el centro en una nota de prensa, la incubadora para traslados urgentes interhospitalarios está preparada para proporcionar ventilación a bebés de hasta 500 gramos de peso y ofrecer así “la mejor asistencia al neonato durante el viaje”. Tal como recuerdan los especialistas del SNS-O, la incubadora podrá beneficiar a bebes prematuros, afectados por complicaciones en el parto o con patologías graves en sus primeros días de vida.

La compra de la incubadora para traslados urgentes ha contado con el asesoramiento el área de expertos en coordinación de traslados neonatales del Hospital de Vall d’Hebrón, así como con la opinión de todos los profesionales navarros involucrados, tanto en la atención hospitalaria, como en la atención durante el transporte urgente.

Navarra traslada casi 20 bebés al año

Desde el año 2017, Navarra ha cubierto 217 traslados urgentes, lo que supone una media de 19,7 bebes cada año. La mayoría de estas maniobras sanitarias se han llevado a cabo desde los hospitales de Tudela y Estella al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y, en menor medida, desde este centro hasta las unidades neonatales del Hospital de Cruces en Barakaldo, el Hospital de Valdecilla en Santander o el Hospital La Paz de Madrid. La mayoría de traslados urgentes se deben al bajo peso de los prematuros o a cardiopatías de nacimiento.