Según señala la consejería, este programa de RCP telefónica está liderado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES). Los resultados correspondientes a 2016 muestran que el inicio de las maniobras de reanimación cardiaca por parte de testigos antes de que lleguen los servicios de emergencias se cifra en un 30% en Andalucía, mientras que en España es del 5%.

El protocolo de atención telefónica se ha implantado en los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061 y gracias a este protocolo de RCP telefónica es posible que los testigos presenciales inicien las maniobras básicas mientras acuden los servicios de emergencias al lugar del suceso.

A través de la RCP telefónica los testigos pueden seguir las instrucciones que se les facilitan desde una sala de coordinación de forma ininterrumpida hasta la llegada del personal sanitario. Este servicio está implantado desde 2012 y se ha convertido en una recomendación internacional en 2015.

El 061 anima y explica a los testigos cómo realizar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios. Según recuerda la Consejería de Salud, esto ayuda a muchos pacientes llegando a incrementar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.