En una carta remitida a la ministra de Sanidad, Petrino explica la importancia de la formación de los profesionales y señala que la Medicina de Urgencias y Emergencias no es solo una definición, sino que constituye un sistema organizado de medicina de respuesta rápida ante situaciones críticas, y que requiere tener una alta calidad de formación.

La Eusem destaca que disponer de los conocimientos y habilidades necesarias ante desastres de múltiples víctimas y ataques terroristas es esencial para estos profesionales. Según la sociedad europea de medicina de urgencias, en 1995 la especialidad solo estaba reconocida en el Reino Unido e Irlanda, mientras que en estos momentos todos los países de la Unión Europea salvo España, Austria, Alemania y Grecia ya tienen la especialidad con un programa de formación de 5 años.

Crear la especialidad de urgencias es “crucial como modo de reconocimiento a los profesionales  que han decidido dedicar su vida al trabajo en este campo y para motivar a la nueva generación, con una formación reglada y ajustada a la normativa europea”, concluye la Eusem.