Tal y como explica la Consejería de Sanidad de Madrid en una nota de prensa, se trata del taller número 95 impartido por profesionales sanitarios del Summa 112. Los 4.685 ciudadanos formados con estos cursos ya disponen de los conocimientos necesarios para actuar ante un incidente en el entorno acuático, asegura.

La modalidad del curso de formación es teórico-práctica y en ellos los ciudadanos aprenden cómo realizar una RCP en adultos y en niños. Asimismo, aprenden a reaccionar frente a situaciones de emergencia mientras llegan los servicios sanitarios de urgencias. Cuando finalizan el curso, los participantes están en condiciones de aumentar la probabilidad de supervivencia de una persona que sufra una parada cardiorrespiratoria.

La formación que reciben en el curso sobre incidentes en el entorno acuático del Summa les permite identificar los signos de una parada cardiorrespiratoria y realizar una reanimación cardiopulmonar rápidamente. Desde el Summa recuerdan que esos primeros minutos pueden ser claves para salvar la vida del paciente o reducir la posibilidad de secuelas.