La presencia de Uber en una ciudad se asocia a una reducción de la tasa de ambulancias que se mueven por la misma, lo cual podría disminuir el tiempo de espera de los usuarios de los citados vehículos de emergencias. Es lo que se deduce de un estudio de investigadores del Scripps Mercy Hospital y la Universidad de Kansas, en Estados Unidos.

De acuerdo con los autores, las ambulancias son una parte fundamental de los servicios médicos de emergencia; sin embargo, se dan en una forma única de alta intervención que a veces es innecesaria, lo cual da lugar a costes “excesivos” para los pacientes y las compañías aseguradoras.

El trabajo analiza el uso de ambulancias y del servicio de coches particulares compartidos de Uber (UberX) en más de 700 ciudades estadounidenses entre 2013 y 2015. Las tasas de ambulancias se obtuvieron del National Emergency Medical Services Information System de Estados Unidos.

Los resultados muestran que una disminución de al menos un 7% en la tasa de ambulancias desde la entrada de Uber en una ciudad. Esto, dicen los investigadores, probablemente causó una reducción en el tiempo de espera de los vehículos de emergencias, lo cual puede mejorar las tasas de supervivencia para situaciones graves.

“En general, nuestros resultados sugieren que la entrada de Uber en una ciudad, además de las consecuencias directas encontradas por otros, tiene un impacto positivo adicional en el uso innecesario de ambulancias”, señalan los autores del estudio.