El estudio señala que la reciprocidad de la sierra puede ser utilizada para cortar el hueso si no se encuentra disponible ninguna otra herramienta más adecuada, aunque informa de que esta técnica conlleva sus riesgos. En el caso de ser necesario y no disponer de más medios, los investigadores afirman que puede utilizarse una herramienta para amputar con el método Holmatro, igual que hacen los bomberos en caso de emergencias.

El equipo investigador no recomienda esta técnica como primera opción, sino como una medida extrema en un caso de imperiosa necesidad. El estudio remarca que no existen demasiados casos de amputaciones en las Unidades de Emergencias. Los médicos pretenden indicar qué herramientas y técnicas convienen más utilizar si se presenta la ocasión de tener que llevar a cabo una amputación de urgencia.

El equipo ha llevado a cabo la investigación con cadáveres, los cuales han amputado con 2 técnicas: sierra gigli para la carne y la técnica Holmatro para el hueso. Los primeros resultados reflejaron que la amputación con sierra era la más rápida, tan solo 22 segundos, aunque causaba una gran pérdida de sangre y salpicaduras. Por su parte, el método Holmatro tardó poco menos de un minuto, la calidad del corte era aceptable, aunque 5 centímetros más extenso.