Estos son algunos de los datos facilitados por el Instituto Catalán de la Salud (ICS), que ha informado de que los enfermos crónicos consumen medicamentos por valor de 1.324 euros anuales, frente a los 13 euros que gastan los pacientes que tienen el riesgo más bajo. Durante el año 2016, las personas que se encontraban dentro del grupo de riesgo clínico más elevado ingresaron de urgencia más de 40 veces, mientras que la población que estaba clasificada dentro del grupo de riesgo muy bajo lo hizo menos de 2 veces.

Los pacientes que tenían un estado de salud más frágil visitaron los centros ambulatorios 12 veces más que los que estaban clasificados en el grupo con menos riesgo clínico, y consumieron 100 veces más medicamentos. De los 5.599.073 de personas asignadas a la Atención Primaria del ICS (74% de la población de Cataluña), la mitad está clasificada en el grupo de riesgo clínico muy bajo; el 30%, en la categoría de riesgo bajo; el 15%, en el conjunto de riesgo moderado; el 4%, en el grupo de riesgo alto, y el 1%, en la agrupación de riesgo muy alto.

Los datos del ICS constatan que, a medida que aumenta la edad, la proporción de personas con un estado de salud más frágil también es más alta. Así, el 97% de los pacientes que se encuentran en el grupo con un riesgo superior tiene más de 60 años y el 56%, más de 80. Los mayores de 60 años representan el 24% de la población asignada y los mayores de 80, el 6%.

Muchos pacientes que están incluidos en el grupo de riesgo clínico más alto padecen varias enfermedades crónicas, muy a menudo en un estado avanzado y con necesidad de recibir algún tipo de intervención paliativa y de apoyo. En respuesta a estos datos, el departamento de Salud ha recordado que el abordaje de la cronicidad es una de sus tareas prioritarias a través del Plan de Salud y, en consecuencia, del ICS.