La investigación, publicada en la revista especializada, BMC Emergency Medicine, se ha basado en el análisis de 383 caos de emergencias por trauma ocurridos en Suecia, de los que 279 eran hombres y 104 mujeres a partir de los 15 años de edad. Según los resultados del estudio, los hombres reciben de media un 95% más de prioridad en los casos.

“El estudio refleja que la prioridad durante la atención prehospitalaria difiere entre sexos. No se ha encontrado ninguna otra diferencia significativa en cualquier otro aspecto de la atención de urgencias”, escriben los investigadores. El equipo argumenta que esta diferencia puede estar justificada porque los varones son más propensos a morir en el lugar de la emergencia.

El estudio explica que los traumas son una causa de muerte y discapacidad permanente muy alta en el país nórdico. Los investigadores apuntan que, en Suecia, los hombres mueren en la misma escena del trauma un 27% más que las mujeres, lo que hace que a la hora de atender una emergencia, los varones suelen ser prioritarios.

 Otro dato que arroja el estudio es que las mujeres de la muestra seleccionada para la investigación necesitaron menos cantidad de aspirinas, nitroglicerina y accesos intravenosos comparadas con los hombres. Los investigadores explican en el estudio que la intención de su trabajo era explorar las diferencias de género en los triajes, transporte e intervenciones.