La Nit de l'Albà se celebra esta noche en Elche (Alicante), donde la pólvora será la protagonista de la fiesta. Para intentar paliar los efectos negativos del mal uso de cohetes y fuegos artificiales, el Hospital Universitario del Vinalopó y el Hospital General Universitario de Elche se han unido para editar un folleto con recomendaciones sanitarias que se ha repartido en los puntos de venta de pirotecnia.

Según ha informado la Generalitat valenciana, el folleto editado para la Nit de l’Albà explica de manera breve cuáles son las lesiones que puede provocar el mal uso de los fuegos artificiales, así como la forma correcta de tratarlas, con el fin de que la población sepa actuar ante las heridas o quemaduras que puedan surgir durante la noche.

En caso de que se produzca una quemadura durante la Nit de l’Albà, se recomienda:

  1. Mantener la calma.
  2. Llevar a la persona afectada a un lugar seguro.
  3. Retirar anillos o pulseras si la quemadura afecta a una mano.
  4. Lavar la herida solo con suero fisiológico o agua limpia.
  5. Si la quemadura es aislada, poner la zona afectada unos minutos bajo el grifo para aliviar el dolor y frenar el proceso.
  6. No intentar retirar la ropa adherida.
  7. No aplicar pomadas ni otras soluciones.
  8. Proteger la quemadura con compresas estériles o ropa limpia empapada en suero.
  9. Acudir a los centros de salud de Altabix, Toscar o Altet o a las urgencias de cualquiera de los hospitales.

Si se produce la lesión en una extremidad, hay que mantenerla elevada y no dar líquidos ni alimentos a la persona afectada hasta que reciba atención sanitaria. Si la lesión afecta a un ojo, se aconseja tapar ambos. Por último, si hay sangrado, hay que comprimir la herida con una compresa o paño limpio; cuando se empape, se puede usar otra sin retirar la anterior.

El folleto forma parte del plan especial que adoptan los hospitales de Elche de cara a la segunda quincena de agosto. Con él, se quiere advertir a la ciudadanía de los peligros del mal uso de la pólvora con el fin de evitar personas heridas y quemadas por un uso negligente de los productos explosivos durante la Nit de l’Albà.