En total, el PLANUC contempla 30 acciones específicas agrupadas en 10 ámbitos de actuación diferentes que se han elaborado con la colaboración de un comité de expertos formado por más de 40 profesionales vinculados a la atención urgente y continuada. También se ha hecho un proceso participativo para definir los criterios de ordenación de la red de atención continuada y urgente con profesionales del SEM para evaluar la puesta en marcha del transporte sanitario.

Uno de los puntos importante del PLANUC hace referencia a 3 acciones para optimizar el drenaje como punto clave en el proceso de atención en Urgencias. Entre otros, prevé planificar anualmente las necesidades estructurales, mejorar la distribución y gestión de las altas y acordar un tiempo máximo de estancia en el servicio de urgencias hospitalarias inferior a las 24 horas para aquellos pacientes que ingresan.

En este último punto, el plan fija 2 objetivos: reducir un 10% el número de pacientes que registran una estancia superior a las 24 horas en 2017 y conseguir que todos los pacientes registren una estancia inferior a las 24 horas en 4 años. La implementación de alternativas a la hospitalización convencional es otra acción que destacan y que se traduce en:

– Actualizar la cartera de servicios de las unidades de corta estancia hospitalaria.

– Analizar los diferentes modelos de unidades de hospitalización a domicilio e implementar un único modelo.

– Impulsar nuevos equipos de apoyo integral a la cronicidad (ESIC) en entornos urbanos, que comportará la creación de otros 3 ESIC más además del ya creado en el Centro de Salud Cuarteles de Barcelona.

– Flexibilizar los horarios y las citas de los hospitales de día y de los ESIC.

Según explica la Generalitat, el plan tiene previsto reforzar la red asistencial con la creación de 5 nuevos centros de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) con el fin de canalizar mejor la atención urgente de menor gravedad. Estos centros se pondrán en marcha en Girona, Mataró, Badalona, Reus y la Región Sanitaria de Lleida.