La Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados ha dado el visto bueno a crear la especialidad de urgencias. La cámara baja ha sacado adelante la proposición no de ley (PNL) del Partido Popular (PP) que considera que “existe una cierta sensación de falta de organización estructural y funcional de estos servicios”.

Tal y como detalla el grupo parlamentario popular en una nota de prensa, crear la especialidad de urgencias permitirá ofrecer una mejor atención al paciente y una mejor formación profesional que repercuta en la mejora de profesional y paciente. El diputado del PP, Tomás Fole, ha explicado que en los años 90 se creó la Federación Internacional de Medicina de Urgencias y Emergencias con 100 países asociados. “El contexto internacional nos enmarca hacia dónde debemos dirigir nuestras necesidades”, añade.

El objetivo de la PNL para crear la especialidad de urgencias es instar a la Comisión de Recursos Humanos del SNS (Sistema Nacional de Salud) a considerar la especialidad de urgencias y emergencias en el nuevo mapa de troncalidad y especialidades que debe regular el Ministerio de Sanidad.

La creación de la especialidad de urgencias no es una demanda nueva, ha asegurado Fole. El diputado ha especificado que “dentro de que es un tema político hay que enfocar la decisión de esta comisión desde un ámbito profesional, sobre todo asistencial”. Asimismo, considera necesario “tener un entorno sociodemográfico y profesional”.

Crear la especialidad de urgencias va a evitar la formación diversa que existía hasta ahora debido a que no existe un MIR que ocupe una especialización de esta materia. En palabras de Fole, “el papel de los profesionales de urgencias es imprescindible y a veces no se tiene en cuenta. Siempre están ahí en situaciones de catástrofes naturales o de otro tipo”. “Por eso necesitan una mejor preparación y formación”, ha concluido