Los reconocimientos médicos para la aptitud deportiva sirven para cuidar la salud de los deportistas, que debería primar frente a otros intereses, según la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED), que ha emitido un comunicado ante la existencia de empresas que emiten “certificados médico-deportivos con fines claramente comerciales y al amparo” del documento de consenso elaborado por la sociedad.

De acuerdo con la SEMED, el reconocimiento médico es una herramienta básica en el cuidado de la salud de los deportistas, “tanto para la prevención de la muerte súbita como para el manejo de muchas otras enfermedades y patologías”. Es, además, un acto médico cuya garantía es la profesionalidad, experiencia, cualificación y responsabilidad del facultativo, “único responsable” del mismo.

“Aspectos como disponibilidad geográfica, horaria y económica, no solo tienen una consideración secundaria, sino que pueden indicar al deportista que estén recibiendo un servicio centrado en estos aspectos y no en los de asistencia médica de calidad, que son los importantes”, destaca el comunicado de la sociedad, que recalca que el certificado, “en ningún caso, debe ser la excusa para realizar un reconocimiento sin garantías”.

En ese sentido, desde la organización se explica que el reconocimiento médico para la aptitud deportiva debe incluir, como mínimo:

  1. Investigación de los antecedentes patológicos familiares y personales.
  2. Anamnesis.
  3. Exploración de los distintos aparatos, con especial atención en el cardiovascular y locomotor.
  4. Antropometría.
  5. Electrocardiograma de reposo.

“Estos reconocimientos deben ser realizados exclusivamente por médicos y, además, estos deberán tener los conocimientos adecuados para su realización”, insiste la SEMED, que subraya que quienes tienen esos conocimientos son los especialistas en Medicina de la Educación Física y del Deporte. “La SEMED vela porque se implante un sistema de garantía, tanto para el deportista como para el facultativo, única manera de conseguir los fines que pretende la realización de los reconocimientos médicos para la aptitud deportiva”, concluye el comunicado.