El rendimiento en triatlón olímpico puede modelarse de manera satisfactoria a través de un análisis multivariado de función discriminante. Es una de las conclusiones de uno de los estudios presentados durante el III Congreso Internacional de Optimización del Entrenamiento y Readaptación Físico-Deportiva, celebrado en Sevilla.

El trabajo, publicado en el último número de la Revista Andaluza de Medicina del Deporte, pretendía determinar la influencia de cada segmento en el rendimiento de los participantes en las Series Mundiales 2015 (WTS 2015) de triatlón olímpico, así como evaluar la capacidad predictiva de los modelos multivariados discriminantes.

Con este objetivo, se clasificó a los 40 primeros clasificados en 4 grupos en función de la posición final en 5 pruebas de triatlón olímpico. Tras comprobar la normalidad y la homocedasticidad, se estandarizaron las variables de rendimiento. Se valoró la capacidad predictiva del conjunto de variables en la posición final de cada prueba y para toda la temporada mediante el análisis multivariado de primera función discriminante con validación cruzada.

El análisis de los datos reveló que la carrera a pie fue el segmento con mayor poder discriminante, seguido del ciclismo y la natación; fue además el único incluido en la primera función discriminante en todos los modelos. Los autores consideran que el rendimiento en triatlón olímpico puede modelarse satisfactoriamente mediante el análisis multivariado de función discriminante.