El bloqueo en voleibol juvenil masculino suele realizarse doble y su eficacia es reducida. Así lo concluye uno de los estudios que se presentó en el III Congreso Internacional de Optimización del Entrenamiento y Readaptación Físico-Deportiva celebrado en Sevilla. Lo recoge la Revista Andaluza de Medicina del Deporte.

El trabajo tenía como objetivo analizar qué características tenía el bloqueo en voleibol masculino de categoría juvenil. Con este fin, se estudiaron 1.817 acciones de bloqueo, realizadas por los 21 equipos participantes en el Campeonato de España de clubes de categoría juvenil masculina de voleibol. Se analizaron diversas variables:

  1. Tipo de bloqueo (individual, doble y triple).
  2. Toma de decisiones: inadecuada y adecuada.
  3. Eficacia del bloqueo.

De acuerdo con el análisis, el 75% de los bloqueos fueron dobles y la decisión fue adecuada en el 61,3% de los casos. Respecto a la eficacia del bloqueo, se consideró un error en el 32,5% de los casos, entendiendo como errores como aquellos bloqueos que permitían atacar al equipo bloqueado.

A partir de estos resultados, el estudio confirma que el bloqueo doble es el más habitual en el voleibol juvenil masculino, cuyos jugadores toman decisiones “frecuentemente óptimas” con reducida eficacia de acción. “Optimizar la eficacia del bloqueo, debido a su importancia en juego, se convierte en una cuestión fundamental a considerar en el proceso de entrenamiento”, concluye el trabajo.