Según ha informado la Generalitat Valenciana, estas sesiones han sido en su mayoría colectivas, ya que la cámara hiperbárica utilizada tiene capacidad para 8 personas y personal sanitario; excepcionalmente, podían ser individuales, en casos de urgencia o cuando el paciente está encamado. Esto ha supuesto que se han llevado a cabo 59.322 tratamientos a 2.077 pacientes.

Cada usuario se somete a una terapia de unas 6 semanas de media junto con un profesional de enfermería, que controla en todo momento que el tratamiento discurra sin normalidad y que se adaptan correctamente a la presión y al oxígeno que se les suministra. En la cámara se realizan 4 sesiones al día; además, hay un dispositivo de guardia las 24 horas del día para emergencias.

Usos

Uno de sus principales usos es el del tratamiento a pacientes que se someten a radioterapia, con el fin de mejorar las lesiones producidas por la radiación y, por tanto, el estado del paciente. Así, la colaboración entre el HGUCS y el Consorcio Hospital Provincial de Castellón es muy estrecha.

También se tratan pacientes que han sufrido accidentes disbáricos o con otras patologías, como la sordera súbita, los aplastamientos, la gangrena gaseosa u enfermedades crónicas relacionadas con retardos de cicatrización, pie diabético, osteomielitis crónica refractaria o necrosis óseas.

Evolución de la unidad

La UTH del Hospital General Universitari de Castelló se inauguró en 2002; contaba entonces con 3 profesionales y realizaba una sesión al día. El aumento de la demanda ha llevado a ampliar la plantilla y el número de sesiones diarias. La mayor parte de pacientes remitidos a la UTH, única en los hospitales públicos de la Comunitat Valenciana, proceden de los diversos hospitales valencianos.

Las principales especialidades que hacen uso de la terapéutica hiperbárica son Oncología Radioterápica, Cirugía General, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Urología, Otorrinolaringología, Oncología, Obstetricia y Ginecología, Urgencias y Medicina Interna.

Las cámaras hiperbáricas tienen también aplicaciones en Medicina Deportiva y Medicina Aeroespacial. Esta última las usa para realizar investigaciones relacionados con los cambios de presión y la respuesta a ellos de individuos sanos. Igualmente, se utiliza para estudiar barotraumatismos, enfermedad descompresiva, aptitud psico-física y prevención de accidentes.