Correr es bueno para la salud.

Correr es una práctica deportiva a la que cada vez se suman más adeptos. Puede hacerse en cualquier sitio, es gratis y solo necesitas unas buenas zapatillas adecuadas a tu pisada. Invierno, primavera… cualquier estación es propicia para que los aficionados a correr salgan a la calle. Pero lo que no saben es que esta afición, les alarga la vida, según el Aerobics Center Longitudinal Study.

Este centro analizó el efecto protector de correr sobre la mortalidad por cualquier causa y por enfermedad cardiovascular. Se hizo un amuestra en la que se incluyeron más de 50.000 personas (26% mujeres) de entre 18 y 100 años (media de 44). A todas se les realizó un cuestionario de  actividad física sobre distancia, frecuencia, velocidad y duración. Entre los resultados destacó:

  1. Correr se asociaba a menor riesgo de enfermedad cardiovascular y de muerte por cualquier causa y que los que no corrían.
  2. Correr, aunque fuese poco, se relacionó con beneficios significativos de mortalidad.
  3. Correr de manera regular se relacionó bastante con reducción del riesgo de mortalidad.

Recomendaciones

Las sugerencias actuales sobre actividad física dicen que 75 minutos a la semana de actividad  aeróbica vigorosa son suficientes. Entre esta actividad está correr, una buena opción, dice el estudio, para obtener unos beneficios saludables. Además, los autores detectaron que también era bueno, aunque no se llegaran a los 75 minutos semanales.

Si se corre un mínimo de entre 30 y 59 minutos a la semana, hay menor riesgo de fallecimiento por cualquier causa,  especialmente cardiovascular. Correr dosis más bajas, de 5 a 10 minutos al día, se relaciona con sustanciales beneficios en la mortalidad. Si puntualizan que el efecto cardioprotector es mayor a medida que se prolonga la duración de la carrera.