De acuerdo con los autores, en la actualidad el deporte está incluido en las prisiones como actividad (re)educativa. No obstante, no se conoce el grado de profesionalización de estos educadores deportivos. Conocerlo, así como saber el uso del diseño instruccional que hacen en su planificación en función de su nivel de estudios y su experiencia, es el objetivo del estudio.

Participaron 341 profesionales de prisiones europeas, a los que se suministró un cuestionario. Los resultados revelaron que los educadores deportivos con menos experiencia tenían mayor formación especializada.

Respecto a la planificación, el trabajo demostró que un alto porcentaje de educadores deportivos planifican los principales elementos del diseño instruccional, aunque la mitad aún mantiene los objetivos en mente. Utilizan sobre todo la estrategia metodológica de instrucción directa y formas verbales de evaluación.

Con estos datos, los investigadores valencianos concluyen que los educadores deportivos noveles con mayor nivel de estudios son los que muestran mayor grado de profesionalización. En el trabajo han participado miembros de De Rode Antraciet de Bélgica, Kriminal Forsorgen de Dinamarca, Sport et Citoyenneté de Francia, CRED de Rumania, Sport for Solidarity del Reino Unido y la Universidad de Valencia.