El trabajo de fuerza es clave para preparar una maratón y disminuir la incidencia de los calambres. Es una de las conclusiones del proyecto "Corre, recupera, repite, siempre saludable", promovido por la Universidad Jaime I (UJI), la Fundación Trinidad Alfonso, la Sociedad Deportiva Correcaminos y la Fundación Hospitales Nisa.

Según ha informado la universidad, los responsables del estudio presentaron algunos de los resultados el pasado fin de semana, coincidiendo con la celebración del Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP 2017. En el marco del trabajo, se han extraído 54.000 datos de análisis y analíticas en corredores a través de 32.000 horas de seguimiento.

“El trabajo de fuerza es clave en la preparación de una maratón, disminuye la aparición de calambres y permite mantener mejor el ritmo de carrera en los kilómetros finales”, señaló el médico en la Unidad de Salud Nisa de los Hospitales Vithas, Nacho Martínez, en el acto celebrado en el Auditorio Santiago Grisolía.

La mejor preparación

En ese sentido, el estudio indica que dichos calambres musculares tienen más que ver con los niveles de daño muscular que sufre el corredor que con la pérdida de peso o la depleción electrolítica producida por la deshidratación. Esto sugiere que realizar al menos un entrenamiento semanal de fuerza durante la preparación de la maratón puede reducir los calambres durante la prueba.

Por otro lado, el factor peso y la velocidad de carrera se muestran en la investigación cómo los elementos más determinantes relacionados con el daño y la inflamación muscular durante la prueba de maratón. Así, un índice de masa corporal normo-bajo y un ritmo de carrera más rápido repercuten de manera positiva en el daño muscular y los procesos de inflamación.

Por último, el estudio desvela un 31% de los participantes mostraron síntomas vinculados a la adicción al deporte. Los hombres fueron más propensos a realizar una carga de trabajo mayor a la planificada, mientras que contar con entrenador se mostró como condicionante clave para controlar el ejercicio que se lleva a cabo.

“La recuperación de una maratón es más rápida si es activa que si es un reposo completo”, apuntó, por su parte, el vicedecano del Grado de Enfermería de la UJI, Eladio J. Collado, mientras que el profesor de la UJI e impulsor del proyecto, Carlos Hernando, agradeció a los corredores su buena disposición para participar en el estudio.