La hipertrofia muscular aumenta de manera similar con una rutina Split de entrenamiento que con una rutina Fullbody, confirma un estudio de investigadores de la Universidad de Extremadura. Los resultados se presentaron en el III Congreso Internacional de Optimización del Entrenamiento y Readaptación Físico-Deportiva, celebrado en Sevilla, y se han publicado en el último número de la Revista Andaluza de Medicina del Deporte.

El objetivo del trabajo era comparar los efectos sobre la fuerza y la hipertrofia muscular de 2 rutinas de entrenamiento. Participaron 14 individuos de 22 años, a los que se dividió en 2 grupos. El primero (G1) entrenó cada grupo muscular una vez por semana con una rutina Split de entrenamiento, mientras que el segundo grupo (G2) entrenó cada grupo muscular 3 veces por semana con una rutina Fullbody.

Se realizó un volumen semanal de 9 series de repeticiones por cada grupo muscular. Se midieron los perímetros musculares, la composición corporal y la fuerza máxima mediante test de una repetición máxima (1RM) antes y después del entrenamiento. La hipertrofia muscular aumentó en ambos grupos, sin que aparecieran diferencias significativas entre uno y otro.

A diferencia de los resultados para la hipertrofia muscular, en el caso de la fuerza la rutina Split resultó más efectiva para producir aumentos de la fuerza muscular del tren superior, no así en el tren inferior, tal y como mostraron los test de de 1RM de press de banca curl de bíceps  y elevaciones laterales.