Las lesiones deportivas que más se dan en verano están relacionadas con la sobrecarga de los músculos, la deshidratación y los accidentes, entre otros factores. Así lo asegura el Instituto Madrileño de Traumatología (IMTRA), que en su página web ofrece información sobre las causas de dichas lesiones deportivas, así como recomendaciones para evitarlas.

Según el centro madrileño, entre las lesiones deportivas propias del verano destacan las lesiones por sobrecarga, ya que muchas personas realizan una actividad que no han realizado durante el año sin el adecuado calentamiento. Ese uso del músculo poco trabajado acaba provocando a menudo una lesión, que también puede estar vinculada a la utilización de calzado no adecuado.

En ese sentido, desde el IMTRA se llama la atención sobre las lesiones deportivas vinculadas a la práctica de la carrera en cualquiera de sus modalidades. Estas incluyen esguinces y tendinopatías en rodillas o tobillos y metatarsalgias y fascitis plantares en los pies, como consecuencia de la práctica en terreno inadecuado o con calzado inapropiado.

Por otro lado, el verano trae consigo lesiones deportivas relacionadas con caídas de bicicletas, caballos o trampolines, que pueden ser traumatismos, luxaciones, heridas, contusiones o fracturas. En este ámbito, destacan las lesiones por zambullida, que dan lugar a graves lesiones vertebrales y cerebrales.

Para evitar estas y otras lesiones deportivas en verano, el IMTRA recomienda:

  1. Calentar durante unos 15 minutos antes de comenzar cualquier práctica deportiva.
  2. Finalizar la actividad de manera progresiva y realizar estiramientos al terminar.
  3. Utilizar el calzado y las protecciones adecuadas a cada actividad.
  4. En caso de realizar ciclismo, usar la bicicleta apropiada y ajustar bien el sillín y el manillar.
  5. Alternar ciclismo con natación.
  6. Hidratarse correctamente y compensar la pérdida de agua y electrolitos.
  7. Cuidar la alimentación.
  8. Limitar la práctica deportiva con niños a ciertas horas al día y alternarla con descansos.