Las bebidas para deportistas que realicen un ejercicio intenso deben contener una mezcla de hidratos de carbono de elevado índice glucémico con una concentración de 60-80 g/L, según recoge el documento sobre los componentes recomendados para dichas bebidas que ha elaborado por el Grupo de trabajo de Nutrición en el Deporte de la Sociedad Española de Medicina del Deporte (SEMED /FEMEDE).

Tal y como explica la sociedad en su página web, “consciente de la necesidad de aportar informaciones claras, precisas y ajustadas a evidencia científica”, la organización ha publicado un documento breve sobre los componentes que deberían llevar las bebidas para deportistas recomendadas para las personas que realicen una actividad física intensa. Estas tienen que reponer el agua y los electrolitos perdidos durante el ejercicio.

Asimismo, deben aportar hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de glucosa en sangre y retrasen el agotamiento de los depósitos de glucógeno. En ese sentido, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) señala que las soluciones electrolíticas a base de hidratos de carbono contribuyen a mantener el nivel de resistencia y a mejorar la absorción de agua.

De acuerdo con el grupo, hay que procurar que estas bebidas para deportistas contengan una mezcla de hidratos de carbono de elevado índice glucémico. “Es preferible la utilización de diversos hidratos de carbono que presenten diferentes sistemas de transporte con el fin de facilitar el vaciamiento gástrico y la absorción de líquidos”, señala el documento, donde se especifica que el consenso europeo establece que estas bebidas deben contener:

  1. No menos de 80 kcal y no más de 350 kcal por litro; al menos el 75% deben provenir de hidratos de carbono con un alto índice glucémico (glucosa, sacarosa, maltodextrinas).
  2. No más de 90 gramos de hidratos de carbono por litro.
  3. No menos de 460 mg de sodio por litro y no más de 1150 mg de sodio por litro.
  4. Entre 200 y 330 mOsm/kg de agua.