El trabajo compara los resultados clínicos a medio y corto plazo de los autoinjertos y los ligamentos artificiales para la reconstrucción del ligamento cruzado anterior. Con este fin, se revisó la literatura recogida en varias bases de datos científicas y se seleccionaron 7 estudios que incluían 403 pacientes, de los que 206 habían recibido autoinjertos y 197 ligamentos artificiales.

En términos de laxitud instrumentada, resultados orientados al paciente y complicaciones, no se observó ninguna diferencia significativa entre los autoinjertos y los ligamentos artificiales de última generación. Sin embargo, la laxitud instrumentada y los resultados según la clasificación del International Knee Documentation Committee fueron peores en el caso de los ligamentos artificiales de primera generación en comparación con los autoinjertos.

De acuerdo con estos resultados, los investigadores chinos concluyen que los resultados de ligamentos artificiales de nueva generación y de los autoinjertos son similares a corto y medio plazo en la reconstrucción del ligamento cruzado anterior; no obstante, no recomiendan utilizar para este fin los ligamentos artificiales de primera generación.