El estudio señala que la tripulación de estas embarcaciones tiene un alto riesgo de sufrir lesiones, aunque la mayoría de estas son de carácter leve. Las lesiones se concentran en la cintura escapular, la columna cervical y la extremidad superior, a la vez que indica que debería implementarse algún programa de prevención para estos atletas.

En total, durante este tiempo se registraron 30 lesiones en la tripulación. 6 de los 9 grinders presentaron más de una lesión durante el estudio. Las lesiones por sobrecarga representan el 70% y las traumáticas el 30%. Del total, 14 lesiones fueron clasificadas como crónicas, correspondientes a reactivaciones de antiguas lesiones en los deportistas.

El estudio ha detectado que 16 lesiones eran agudas o de nueva aparición y que, del total de lesiones, el 50% se presentaron en la cintura escapular y en la columna cervical, junto al 30% en la extremidad superior. Según el diagnóstico, las lesiones más frecuentes fueron las musculares funcionales, seguido de las sobrecargas articulares con sinovitis y las tendinopatías.

Todas las lesiones sufridas por los 9 tripulantes fueron registradas durante las competiciones correspondientes a los 8 actos de preparación de ambos campeonatos. La edad media de la tripulación es 24,7 años. El propósito de la investigación era describir de modo prospectivo las lesiones ocurridas entre los grinders y saber hasta qué punto existe el riesgo de lesión.