Las personas mayores creen que se mantienen en buena forma física

Los españoles mayores de 65 años se sienten satisfechos con su estado de salud, ya que consideran que se mantienen en buena forma física. La Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte ha realizado un estudio con personas mayores de 65 años, en el que les han preguntado por su propia percepción de salud y calidad de vida.

Según ha destacado María Espada, investigadora del Grupo de Investigación Psicosocial en el Deporte de la UPM: “En los últimos años se ha producido un aumento de la población de la tercera edad en los países desarrollados. Esto ha hecho que se tome más conciencia de la importancia de envejecer con una determinada calidad de vida. Algo en lo que juega un papel fundamental la práctica de actividad física”.

Los datos obtenidos de la investigación realizada por la UPM muestran que el 77,3% de los participantes se encuentra satisfecho con su calidad de vida. Sobre estas cifras, Espada ha destacado: “Afirman que les gusta su cuerpo y consideran que tienen un buen estado de salud. Por lo tanto, la percepción de tener una adecuada salud se encuentra relacionada con una mayor autoestima y un mejor auto concepto”.

Además, estos datos mejoran con la práctica de actividad física o cuando los participantes se creen capaces de realizar deporte. Esto sucede en un 78,8% de los casos en los que las personas afirman tener un buen estado de salud.

Por el contrario,  en el estudio también encontraron personas que consideran que su salud esta más deteriorada. Esto se debe a sus dificultades para realizar algunas de sus tareas cotidianas. Según ha afirmado la investigadora: “Más de la mitad de los participantes que dice tener dificultades para realizar las tareas diarias, afirma que tiene un estado de salud malo o deficiente”.

Base de la investigación

Uno de los puntos clave de la investigación es la relación que existe entre la capacidad de las personas para desempeñar actividades de su vida cotidiana y su estado de salud. Esto se debe a que para realizar sus tareas diarias necesitan de cierto nivel de actividad física.

María Espada ha explicado: “La autopercepción que tienen de su estado físico y su salud influye también en su valoración sobre su propia capacidad motriz y corporal. Puede limitar o por el contrario, contribuir a que las personas mayores tengan mayor autoestima y mejor autoconcepto para realizar diferentes acciones motrices. Esto les permitirá en definitiva vivir con una mejor calidad de vida”.

Por último, la investigadora asegura que la publicación en la revista Ageing Internacional puede servir de guía para los profesionales de la actividad física y del deporte. El objetivo es mejorar sus intervenciones con las personas de la tercera edad. Además, aportará un nuevo enfoque que permita desarrollar habilidades y estrategias relacionadas con percepción de la salud y condición física.