La rentabilidad del ejercicio físico a nivel económico y de salud está demostrada, según Nuria Garatachea, coordinadora del Máster universitario en evaluación y entrenamiento físico para la salud de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte de la Universidad de Zaragoza (UNIZAR), cuya sede se encuentra en Huesca.

“Las evidencias científicas son más que contundentes sobre los efectos de la actividad física para la mejora de los indicadores de salud y longevidad, y a nivel económico ya está también demostrada la rentabilidad del ejercicio físico”, asegura a MedLab.email la investigadora, que indaga en las respuestas y adaptaciones al ejercicio físico para la salud.

“Estamos muy centrados en estudiar especialmente la población de personas mayores”, explica Nuria Garatachea, para quien es necesario mejorar la cultura física del país. “El problema es que la educación física que ha recibido la población en general hasta hace unos años, sobre todo la de los más mayores, ha sido muy sesgada y limitada”, aclara la experta, que recuerda la campaña #1hEFDiaria, que reivindica una hora más de Educación Física en los colegios.

Receta deportiva

“La prescripción de ejercicio por el colectivo de médicos ya es una realidad, aunque en España todavía nos falta avanzar en este sentido”, asegura la investigadora de UNIZAR, según la cual el objetivo de la receta deportiva no debe ser únicamente la población enferma, sino también la población sedentaria. “Creo que en pocos años, veremos un cambio importante en este sentido”, vaticina.

“Cada vez el sector médico está más concienciado de su importancia y en España tenemos muy buenos profesionales del ejercicio físico para poder llevarlo a la práctica, así que ahora creo que solo es cuestión de voluntades”, agrega Nuria Garatachea, que considera necesario que todos los médicos reciban formación básica sobre fisiología del ejercicio, incluyendo:

  1. Adaptaciones biológicas al ejercicio.
  2. Maladaptaciones a la inactividad o sedentarismo.

“Estos principios y formación básica deberían estar relacionados con salud pública y los datos epidemiológicos del papel del ejercicio y la actividad física en la prevención de enfermedades. La inactividad física debe considerarse un factor de riesgo para la salud que puede prevenirse”, subraya la investigadora, que recuerda que el sedentarismo es la “cuarta causa de muerte a nivel mundial”.

Mujer y ciencia

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer en la Ciencia, Nuria Garatachea participó el mes pasado en una mesa redonda en la que explicaron su experiencia y su trabajo distintas investigadoras de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte, centro destacado a tanto a nivel nacional como internacional en el campo de las Ciencias del Deporte.

“La principal conclusión de esta jornada fue que en general podemos decir que hay igualdad, pero que sin embargo hay sutilezas en la educación y en los mensajes subliminares que recibe un niña o adolescente que dificultan el hecho de dedicarse a la ciencia o a otras profesiones consideradas tradicionalmente más masculinas”, comenta la experta, para la que no ha sido un impedimento ser mujer para desarrollar su carrera profesional.

“En general, la ciencia no escapa de la situación actual de igualdad en la sociedad”, concluye Nuria Garatachea, que se doctoró en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de León. Profesora titular de la UNIZAR, pertenece al grupo de investigación GENUD (Growth, Exercise, Nutrition and Development) y en la actualidad dirige el consorcio Exer-Health en el seno del Campus Iberus para el desarrollo de nuevas tecnologías y salud orientadas siempre hacia el ejercicio físico.