Los remeros de alto rendimiento necesitan ayuda psicológica directa o indirecta para tener herramientas que les ayuden a compatibilizar estudios y deporte. Así se deduce de un estudio de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Se ha publicado en la Revista Andaluza de Medicina del Deporte.

El objetivo del trabajo era analizar las barreras y facilitadores que influyen en la compaginación del deporte y los estudios en remeros de alto rendimiento. Se realizaron entrevistas semiestructuradas, cuyo resultado se analizó de acuerdo con 5 niveles en función del modelo teórico usado: deportivo, psicológico, psicosocial, académico/vocacional y financiero.

Participaron 11 remeros de alto rendimiento de ambos sexos (6 chicas y 5 chicos). De sus entrevistas se identificó como facilitador de la compaginación la motivación intrínseca, así como la reducción de la presión diaria, la flexibilidad del profesorado, la beca (académica y deportiva) y el apoyo de grupos sociales. Por otro lado, se identificó como barreras:

  1. Las largas concentraciones.
  2. La coincidencia de los entrenamientos con las clases.
  3. El estrés.
  4. El cansancio.
  5. La escasez de tiempo para el ocio.
  6. La distancia del centro educativo al lugar de entrenamiento.
  7. La ausencia de compensación económica como deportista.

Después de conocer los beneficios y barreras de intentar conjuntar la actividad académica y deportiva, los autores consideran “fundamental” para los remeros de alta competición que el psicólogo del deporte les proporcione a los remeros de manera directa o través del entrenador “recursos básicos de gestión del tiempo, así como estrategias para que sean autosuficientes en su carrera dual”.