Para los jueces, “una cosa es la represión del dopaje deportivo y otra el límite de lo tolerable para lograr ese objetivo”. En su opinión, el anexo II de la resolución de 4 de febrero de 2013 de la Presidencia del Consejo Superior de Deportes sobrepasa ese límite y, por tanto, vulnera el derecho a la intimidad. “Si no todo vale para competir –y de eso no cabe duda- tampoco vale todo para controlar”, añade el Alto Tribunal.

El dopaje ha sido también actualidad después de que la Agencia Mundial Antidopaje y el Comité Paralímpico Internacional (CPI) incrementaran los controles en los Juegos de Río para detectar posibles casos de boosting. Se trata de una práctica prohibida por la que los deportistas se automutilan en miembros insensibilizados para aumentar su presión sanguínea y, en consecuencia, su rendimiento.

Rendimiento deportivo

Precisamente, el rendimiento de los atletas paralímpicos ha sido objeto de estudio de la Universidad de Colorado-Boulder (Estados Unidos). En concreto, los investigadores han estudiado a 11 corredores paralímpicos amputados por debajo de la rodilla en una de sus piernas que usaban prótesis de fibra de carbono. El trabajo, publicado en Journal of Experimental Biology, concluye que los amputados de la pierna izquierda tienen desventaja en las curvas interiores.

Otro estudio, en este caso de la Universidad de Stirling, ha demostrado que la cantidad de proteínas recomendada para estimular el crecimiento muscular tras realizar ejercicio de resistencia depende del tipo de ejercicio y no de la masa muscular del deportista. De esta forma, la investigación desmonta las recomendaciones nutricionales que imperaban hasta el momento y que apostaban por incrementar la cantidad proteica en función de la masa.

 

Más allá de condiciones físicas o suplementos nutricionales, lo que está comprobado que mejora el rendimiento deportivo es la preparación psicológica. Lo corroboran entrenadores de varias de las disciplinas que fomenta entre los jóvenes el Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México. Cuando las emociones son positivas, dicen, el desempeño del deportista es más preciso, rápido y, en conclusión, superior.

Del mismo modo, el ejercicio tiene un efecto positivo a nivel mental. Un trabajo de la Universidad Federal de Lavras (Brasil) publicado en la revista Archivos de Medicina del Deporte demuestra que los estiramientos estáticos y activos pueden ayudar a los estudiantes que se someten a pruebas de acceso a la universidad a superar el estrés.

Igualmente, el ejercicio ha demostrado ser beneficioso para los enfermos coronarios. Según un estudio publicado en la revista de la Sociedad de Chilena de Medicina del Deporte, el ejercicio dividido en intervalos de alta intensidad es una alternativa segura y eficaz en la rehabilitación de pacientes cardiovasculares.

Problemas respiratorios

Otro tipo de enfermos, en este caso los asmáticos, suelen tener dificultades a la hora de realizar ciertas actividades deportivas. No obstante, un estudio de la Universidad de Kent sugiere que el asma no es una barrera para practicar deporte de alta competición, siempre y cuando esté controlado correctamente. El trabajo se ha publicado en Respirology e incluye a boxeadores y nadadores de élite británicos.

Por otro lado, un artículo publicado en BMJ Open Sport & Exercise Medicine establece que el edema pulmonar por inmersión puede causar la muerte de triatletas durante la parte de natación de la prueba. Lo han confirmado investigadores de Duke Health después de analizar los informes de autopsia de los deportistas que murieron en pruebas de triatlón celebradas en Estados Unidos y Canadá entre 2008 y 2015.

 

El hueco, y concretamente su cáscara, se ha presentado recientemente como un potencial analgésico para deportistas con artrosis. Un proyecto en el que participa el Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio está evaluando la efectividad de un producto obtenido de la citada cáscara como tratamiento de patologías articulares. Se ha testado en corredores y crossfiters.

Evitar lesiones entre las jóvenes que practican gimnasia rítmica de competición es el objetivo de un trabajo de la Universidad de Granada recogido en la Revista Andaluza de Medicina del Deporte. Se realizó un cuestionario-entrevista a 64 gimnastas de unos 12 años de media, 38 kilos de peso y 1,47 cm de altura. Todas habían entrenado durante más de 3 años; la mayoría competía a nivel autonómico y un pequeño porcentaje (9,6%) a nivel nacional.

Lesiones en entrenamiento

El equipo granadino encontró que todas las lesiones se produjeron durante el entrenamiento, y especialmente durante el calentamiento. En el 42% de los casos, la región afectada fue la espalda, seguida en incidencia por el tobillo. Las lesiones más frecuentes fueron las contracturas musculares. Casi en la mitad de las ocasiones, la sobrecarga era la causa de la lesión.

Tras analizar los datos, los investigadores apuntan la necesidad de que las gimnastas realicen un calentamiento más completo, con una fase general que sirva de preparación para la actividad que se va a realizar y una fase específica de control postural. Asimismo, animan a tratar con rapidez las lesiones leves para evitar que se transformen en graves con el tiempo.

La misma publicación recoge un trabajo de científicos brasileños sobre el protocolo de prescripción de cargas en los ejercicios de remo en suspensión (RS) y sentadillas (BS). La conclusión es que distancia de los pies en relación con el punto 0 es un parámetro fácil y eficaz para cuantificar las cargas durante el entrenamiento RS, mientras que el mejor parámetro para la prescripción de ejercicio BS es el porcentaje de masa corporal.