Tiro con arco

El tiro con arco puede acelerar la recuperación de las mujeres sometidas a mastectomía. Así lo demuestran distintos estudios clínicos, en los que se basa el proyecto Flechas Rosas. En él participa una veintena de mujeres intervenidas quirúrgicamente para tratar su cáncer de mama. El programa es una iniciativa de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Lorca, Murcia.

Según informa la agencia EFE, Fechas Rosas es un proyecto financiado por El Hospital Virgen del Alcázar y la Fundación Alimentos del Mediterráneo. Incluye la práctica de tiro con arco gracias a la colaboración del club Arco Lorca. Las sesiones, de 2 horas semanales, tienen lugar en el pabellón San Fernando, cedido por el Ayuntamiento de la localidad.

Práctica recomendada

Este programa de tiro con arco está dirigido a mujeres mastectomizadas tras un cáncer de mama. Este tipo de cirugía suele incluir la extirpación de los ganglios linfáticos de la axila. Esto hace que se reduzca la capacidad de drenaje y se inflame el brazo por acumulación de grasa bajo la piel. Es lo que se conoce como linfedema; una enfermedad que se da en la mitad de las mujeres mastectomizadas.

Además de hinchazón, el linfedema provoca dolor y pérdida de movilidad en el brazo afectado. La evidencia demuestra que el tiro con arco puede reducir las posibilidades de padecer esta patología. Asimismo, puede reducir los síntomas asociados, ya que las vibraciones que se dan al tensar el arco favorecen el drenaje.

El tiro con arco para la rehabilitación de mujeres mastectomizadas se está poniendo en práctica en distintos lugares. Por ejemplo, el Club de Tiro con Arco de Moratalaz y el Hospital Universitario Infanta Leonor trabajan juntos desde hace más de 2 años. El programa incluye revisiones en la consulta de rehabilitación cada 3 meses. Las pacientes refieren mejorías a nivel funcional en la mayoría de los casos.