Un estudio de la pisada realizado por personas no cualificadas incrementa el riesgo de lesiones y dolores en las extremidades inferiores. Así lo asegura el Colegio de Podólogos de Andalucía, según el cual la proliferación de establecimientos deportivos que realizan pruebas de la pisada sin contar con podólogos supone un riesgo para la salud.

En un comunicado, el presidente de los podólogos andaluces, Jorge Barnés, explica que el estudio de la pisada incluye una exploración articular y muscular, la observación de la forma de caminar y la utilización de una plataforma de presiones. Con todo ello, el profesional elabora un informe a partir del cual realiza las recomendaciones oportunas.

“Recomendará cambios en la rutina, modificaciones en el calzado y, en caso de ser necesario, plantillas o soportes plantares a medida totalmente personalizados y adaptados al pie para tratar o evitar las lesiones”, apunta el representante del colegio, para quien el estudio de la pisada es aconsejable tanto para personas que practiquen deporte como para quienes sufran alguna dolencia o lesión.

Evitar lesiones

“La realización de estos estudios requiere de conocimientos específicos en anatomía, patología o identificación de patrones anormales de marcha, entre otros, con los que contamos los podólogos”, insiste Barnés, cuya organización realiza estas advertencias coincidiendo con la proximidad de las fiestas navideñas, durante las que suele regalarse calzado deportivo.

Asimismo, el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía recuerda que existe un tipo de calzado específico para cada disciplina deportiva, con la rigidez, los materiales, la puntera y el dibujo de suela apropiados para cada caso. “Utilizar el calzado adecuado en cada caso previa visita al podólogo evita lesiones y dolencias, señala el comunicado.  

Diagnóstico inapropiado

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Biomecánica y Ortopodología (SEBIOR) por encargo del Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos, la prescripción de un calzado basada en un diagnóstico biomecánico no certero contribuirá a la aparición de lesiones o al empeoramiento de alteraciones ya existentes. “La prescripción adecuada de plantillas o soportes plantares requiere un exhaustivo estudio biomecánico y de presiones plantares, estático y dinámico, que lleve a un diagnóstico adecuado”, señalan desde la entidad andaluza.

La investigación revela asimismo que el 30,2% de los atletas participantes en el último maratón de Madrid realizó su estudio de la pisada en una tienda deportiva. “Estamos hablando de personas que corren habitualmente y con un nivel medio alto por lo que el dato es preocupante”, subraya el presidente del Colegio de Podólogos de Andalucía.